miércoles, 3 de noviembre de 2010

Obra de teatro “Las Criadas” se presentó en Tulumba con gran éxito…

Villa Tulumba - Auspiciada por la Secretaria de Cultura y Turismo de la Municipalidad y por la Secretaría de Cultura de la Provincia de Córdoba, se estreno en Villa Tulumba la obra de teatro de Jean Genet, “Las Criadas”, el sábado 30 de Octubre a las 21 horas en el Salón Parroquial, puesta en escena por la Comedia Cordobesa, bajo la dirección general de Edmée Arán y la actuación de Adriana Quevedo, Yeya Quiroga y Patricia Rojo.
El autor de la obra, Jean Genet novelista, dramaturgo y poeta francés, la escribió en 1947, inspirándose en un hecho real que conmocionó en la opinión pública francesa, dos hermanas que asesinaron cruel y brutalmente a la señora Lancelin y a su hija, para quienes trabajaban como empleadas domésticas.
Jean Genet se sumerge en el mundo de estas criadas que agobiadas y reprimidas por su condición social se encuentran en el límite de la cordura, desesperadas por definirse a si mismas y encontrar un rol en la sociedad. Magistralmente el dramaturgo utiliza el cambio de papeles y la inversión del bien y el mal, como técnicas para subrayar la falsedad de los valores sociales.
Las hermanas protagonistas, Clara y Solange Lemercier, personajes misterio y verdaderas almas siamesas, son destacadas por Jean Genet componiendo el engranaje de un proceso ritual, el cual proponen en varios niveles una búsqueda desesperada de la identidad. Genet no juega, tampoco se divierte; tampoco intenta divertir. La señora no es la señora; Solange no es Solange; Clara no es Clara, y cualquiera de las tres puede ser una de las otras. Indudablemente las dos sirvientas pueden ser corporaciones de un ser doble. Clara y Solande son hermanas. Se aman y se odian. Las dos aman y odian por otra parte, a su ama y ésta podría ser la única realidad posible. Sin ella, ¿se concibe acaso la existencia del sirviente? pero también la señora es falsa por que simula los sentimientos y las actitudes que hacen de ella una señora. Lo concreto es que nadie se desenvuelve en un plano de realidad consistente y tangible. Este juego dentro del juego llega a ser alucinante.
El público que asistió colmó el salón Parroquial y premió a los actores con un sostenido aplauso. La Secretaría de Cultura y Turismo se compromete así a democratizar la cultura.